Categories:

por: Eugenia Araiza

 

El manejo de la diabetes especialmente cuando se usa insulina requiere del empleo de diversos materiales y equipo para su administración. Y, aunque generalmente se relaciona la aplicación de insulina con jeringas o plumas de insulina, existen otros dispositivos que pueden ser útiles en el manejo de la diabetes.

Si, estamos hablando de las microinfusoras de insulina que comúnmente llamamos “bomba de insulina”. Antes de continuar quisiéramos mencionar algunas características de ambas terapias y cómo realizar el cambio de plumas de insulina a microinfusoras.

Plumas de insulina.

Las plumas de insulina son llamadas así por la similitud que tienen con las plumas que son empleadas para escribir. Existen dos tipos de plumas: las desechables y las reutilizables.

Las plumas desechables ya están precargadas y solo es necesario poner la aguja y cambiarla con cada aplicación. Estas plumas una vez que se acabaron las dosis son desechadas.

Las plumas reutilizables cuentan con un espacio para poner el cartucho de insulina, la mayoría de las insulinas pueden ser encontradas en este formato y, al igual que las plumas desechables hay que hacer cambio de la aguja en cada aplicación. Estas plumas suelen tener un estuche para ser guardada y una vez terminadas las dosis del cartucho este se cambia y puede ser empleada la misma pluma para un cartucho nuevo.

Entre las insulinas que podemos encontrar tanto en las plumas desechables como en las plumas reutilizables encontramos aquellas indicadas para su uso como insulina basal así como insulina para bolos de corrección o de alimentación.

Ventajas

  • Costo por pluma empleada.
  • Es portátil y fácil de manejar.
  • No requiere refrigeración.
  • Precisa en la aplicación de las dosis debido a su sistema de dosificación.

Desventajas 

  • No se pueden realizar premezclas así que, en caso de necesitar emplear dos insulinas que se pudieran mezclar tendríamos que dar dos pinchazos.
  • Antes de cada uso hay que “purgar” la pluma para asegurar la dosis lo cual pudiera implicar la salida de insulina que se desperdicia.

Microinfusoras o bombas de insulina.

Las microinfusoras son dispositivos que administran insulina sustituyendo las inyecciones ya sea con jeringa o con pluma. Las microinfusoras administran la insulina mediante un equipo de infusión que se inserta en la piel y requiere ser cambiado cada tercer día. Para su cambio no se requiere un procedimiento especial ni necesita ser un profesional de la salud quien lo realice, el usuario de la microinfusora lo puede hacer. Para ello reciben capacitación cuyo objetivo es lograr una mejor utilización del dispositivo. La microinfusora solo emplea un tipo de insulina, la ultrarápida, la cual, gracias a los mecanismos del dispositivo puede tener la función de insulina basal y de bolo.

Las microinfusoras pueden, además, conectarse con sensores que leen la glucosa en sangre y hay algunas que incluso ajustan las dosis basales de acuerdo a las lecturas que vaya proporcionando la microinfusora lo cual hace que el manejo de la glucosa sea un poco más parecido a la función de un páncreas sano.

Ventajas.

  • Un solo pinchazo cada tercer día.
  • Microdosis de insulina ajustables a las necesidades de cada persona.
  • Posibilidad de disminuir o incluso suspender por minutos u horas la dosis de insulina basal si se requiriera en el caso de hipoglucemia o realizar ejercicio.
  • Posibilidad de incrementar por horas o días la dosis de insulina basal conforme a las glucosas en el caso de días de enfermedad, estrés, etc.
  • Va contigo en todo momento y puedes dar bolos de insulina para alimento en el momento que lo desees.
  • La insulina que está en la microinfusora no requiere refrigeración.
  • Ajuste de la relación insulina:carbohidratos así como sensibilidad a la insulina según la hora del día de acuerdo a las necesidades personales.

Desventajas 

  • Costo.
  • Los insumos tienen que ser pedidos previamente, no se encuentran a libre disposición en farmacias.
  • Reaccion al sitio de infusion de insulina por el adhesivo

Ambos tratamientos, tanto con plumas como con microinfusora son adecuados para aquellas personas que requieren el uso de insulina como parte del tratamiento de la diabetes independientemente si es diabetes tipo 1 o 2.

En nuestra siguiente entrada te platicaremos sobre los pasos para realizar de forma sencilla esta transición.

 

Tags:

No responses yet

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *